ES TIEMPO DE JUEGO

Realmente me encanta todo lo que tenga que ver con la cocina pero la cocina no solo es comida también es juego y nos puede ofrecer un montón de actividades sensoriales súper divertidas para hacer con nuestros peques.

Hoy os propongo una, van a disfrutar muchísimo, eso sí prepara la cámara por que vas a tener un montón de momentazos para inmortalizar.

Vamos a crear pintura “saludable”’ para peques y necesitamos:

– Recipientes de cristal o plástico transparente (tantos como colores) yo utilicé 4.

Para cada color:

– 2 tazas de agua

– 1/2 cucharadita de sal

– 1/2 taza de harina de maíz (Maizena)

– colorante alimentario (yo gasté los de Mercadona)

Mezclamos todo bien en cada recipiente, añadimos el color que queramos y ya tenemos nuestra pintura ¡lista!

Como la harina de maíz hace poso, solo tendréis que remover de vez en cuando.

Nosotros disfrutamos mucho, mi peque le hizo varios cuadros a su padre con las manitas, nuestro papi está pasando por un momento delicado así que aprovechamos para hacerle algo bonito y que se alegrase.

Compartir el tiempo con vuestros peques, experimentar con el agua, los colores, las texturas es súper importante para su desarrollo psicomotor, además que disfrutan ellos y disfrutamos nosotros.

Eso sí, los colores de la ropa se van enseguida los de las manos con agua y jabón, cuesta un poquito más de irse pero se van😉, ¡la experiencia vale la pena!

¿Vamos a jugar?

Deja un comentario